terapia

Friday, March 03, 2006

registro anecdotico

REGISTRO ANECDÓTICO:


Aprendamos a elaborar

Situación Inicial:

a) Esta técnica implican por parte del profesor anotar de modo sucinto y claro, a medida que suceden, los incidentes más significativos de la vida escolar de un alumno o alumna.
b) Para ello, es necesario manejar un cuaderno o una hoja de observaciones y hacer las anotaciones a la brevedad posible, incluyendo comentarios de la situación observada.
c) Esta técnica es muy apropiada en los estudios exploratorios, estudios de casos o en investigaciones cualitativas.
d) Permite finalmente explicar los cambios de comportamiento a través del tiempo de un alumnos

Actividad:

Con tu grupo discutan sobre un acontecimiento relevante de sus experiencias como alumno o de un niño que hayan observado, producto de alguna actividad práctica experimentada en un colegio. Seleccionen la situación más relevante y hagan un registro anecdótico. Apóyense en el modelo que se anexa.


Anexo.

Registro anecdótico.

Un buen registro anecdótico, documenta claramente la situación observada de la siguiente manera:1- descripción objetiva del incidente y del contexto en que ocurre2- interpretación personal del docente sobre la significatividad del hecho3- recomendaciones de actuación




Técnicas de observación
Observar significa "considerar con atención" algo que necesitamos analizar; muchas veces observamos movidos por el interés, otras movidos por la necesidad de emitir un juicio posterior, pero, ciertamente, la observación es uno de los recursos más ricos con que el maestro cuenta para evaluar principalmente lo que se refiere al área afectiva.
Las técnicas de observación tienen como finalidad describir y registrar sistemáticamente las manifestaciones de la conducta del educando, como resultado de una constante observación del mismo.
Los principales instrumentos que se emplean en las técnicas de observación son: los registros de rasgos, las escalas estimativas, los registros anecdóticos y las entrevistas.
Registro de rasgos
A través de un registro de rasgos se pretende reunir el mayor número de datos posibles acerca de la personalidad del alumno; se trata de tomar nota de cuáles rasgos son característica suya y cuáles no, aunque de algunos no podrá definirse con toda claridad. Podríamos decir que el registro de rasgos es un reflejo de la personalidad del alumno que proporcionará un rico panorama general del mismo, de donde podremos partir para planear la promoción individual de cada educando. Es muy importante tener en cuenta que, por medio de este registro, se trata de saber solamente si el alumno posee o no el rasgo señalado, de ninguna manera el grado en que lo posee. El registro de rasgos tiene la ventaja de permitir que se reúna amplia información sobre los alumnos, aunque en una forma no pormenorizada.
Ejemplo de un registro de rasgos puede ser el siguiente en el que se mencionan los relacionados con la forma de trato para los compañeros de clase:
RASGOS
SI
NO
NO SE DEFINE
amable



servicial



respetuoso



cortante



dominante



consecuente



agresivo, etc.



Escalas estimativas
Las escalas estimativas concentran la atención sobre un rasgo determinado exclusivamente, pero lo matizan de tal manera que se pueda conocer en qué grado ese rasgo es poseído por el alumno. En una escala estimativa se recaba menos información sobre el alumno que en un registro de datos, pero más pormenorizada; es muy útil cuando deseamos un estudio más detallado sobre determinadas conductas.
Tomaremos un rasgo de los señalados en el registro del inciso anterior para poner un ejemplo de escala estimativa.
El alumno es servicial:
siempre
........
la mayoría de las veces

algunas veces

casi nunca

nunca

Registros anecdóticos
Los registros anecdóticos tienen como fin tomar nota de aquellas actitudes no usuales, espontáneas, que sean altamente significativas en el momento de integrar datos para emitir juicios de valor.
Se anotarían en un registro anecdótico situaciones como estas:
La respuesta especialmente entusiasta de un alumno que suele ser apático, ante el empleo de determinada técnica grupal,
La actitud ajena, en clase, de un alumno que siempre participa,
La solidaridad manifestada por un alumno ante un problema de otro compañero,
Alguna actitud de resentimiento para tal o cual persona, etc.
Con frecuencia, los datos que aparecen en un registro anecdótico, sirven para encontrar la clave de un problema o las razones por las cuales un alumno actúa en determinada forma. Para un maestro observador no pasarán desapercibidos estos detalles.
Entrevista
La entrevista del maestro con un alumno en especial, constituye también un valioso recurso para obtener información sobre los rasgos de su personalidad.
Generalmente, en una entrevista suele haber una serie de preguntas que se plantean al entrevistado con un determinado fin, que casi siempre es conocer sus puntos de vista sobre ciertos aspectos de un tema; para ello se preparan de antemano una serie de preguntas que, dentro de un carácter más o menos informal, se hacen en el desarrollo de la entrevista.
La entrevista maestro-alumno difiere un poco del tono general que se suele dar a las mismas; en este tipo de entrevistas interesa, más que la formalidad de las respuestas, lo que el alumno deje entrever a través de ellas, las reacciones emocionales que presente y el grado de confianza que manifieste al educador.
Para que la entrevista sea realmente representativa, necesita realizarse en un clima que favorezca la comunicación, sin demasiada formalidad dando la impresión de que se trata de una conversación en la que el maestro no deberá forzar de ninguna manera el grado de intimidad de las respuestas.
A través de una entrevista se puede obtener información importante acerca de:
La situación familiar del alumno,
Sus sensaciones en el grupo,
Las dificultades que el estudio le representa, etc.

Qué comportamientos observar y registrar?
Son nuestros objetivos de enseñanza los que guiarán la selección de qué situaciones observar y cuáles considerar significativas. También tenemos que estar alertas ante aquellos acontecimientos inusuales o inesperados que pueden no ser esperados pero que aparecen como patrón de comportamiento en los alumnos.
Para poder realizar un sistema realista de registros y no llenarnos de notas de muy engorrosa "traducción" hay que tener en cuenta los siguientes principios:
1) Realizar nuestras observaciones en aquellas áreas de conocimiento que no pueden valorarse por otros medios. No hay ventajas en el uso del registro anecdótico para obtener evidencias de aprendizajes en áreas en las que se puede contar con métodos más objetivos y fáciles de administrar.
2) Limitar nuestras observaciones a determinados momentos que consideramos de "observación privilegiada". Los registros de comportamiento se usan de manera óptima para evaluar de qué manera un alumno se comporta típicamente en un escenario natural. Lo que podemos esperar de los registros anecdóticos es una muestra razonablemente representativa del comportamiento de los alumnos
3) Restringir las observaciones de este tipo sólo a aquellos alumnos que consideramos necesitan un seguimiento especial. Resulta de mayor utilidad disponer de más observaciones extensivas de aquellos alumnos de los que necesitamos comprender cuáles son sus dificultades y que nos suministren indicios del camino a seguir.
Ventajas y limitaciones
Su mayor ventaja es proporcionar una descripción del comportamiento real en situaciones naturales. Además de compilar descripciones del comportamiento más característico de los alumnos, los registros anecdóticos hacen acopio de evidencia de aquellos comportamientos que son excepcionales, pero significativos.
El mantener estos registros en forma sistemática durante nuestro desempeño como docentes, nos familiariza más con la observación y acrecienta nuestra conciencia de dichos comportamientos únicos.
La limitación principal es el tiempo que requieren para su elaboración. Este inconveniente puede salvarse restringiendo las observaciones y los informes como lo sugerimos anteriormente. Se debe elaborar un plan realista de registros. Este plan puede realizarse conjuntamente con otros docentes, para poder cotejar, en un tiempo determinado, las observaciones de unos y otros, y mejorar de esa manera las posibles interpretaciones y tomar decisiones en común sobre la forma de intervención docente, si es que se considera necesario.
Otra dificultad radica en su dudosa objetividad. Lo ideal es lograr una serie de "instantáneas" verbales que representen con precisión la conducta observada. En la observación, en alguna medida entran en juego nuestros prejuicios, expectativas, ideas previas. La práctica en realizar estas observaciones, tiende a reducir al mínimo su presencia, ya que el docente va tomando conciencia de cómo juegan sus concepciones personales, pero son imposibles de evitar por completo. Este riesgo puede contrarrestarse con un plan de observaciones a realizarse conjuntamente por dos o más profesores que comparten los mismos grupos de alumnos.
También hay que tener en cuenta los escenarios en los que se desarrollan las actividades. Los laboratorios, talleres, espacios de "recreo" o de pausa en las actividades de enseñanza y de aprendizaje, suelen ser más ricos para observar algunos tipos específicos de comportamiento. En cambio si lo que queremos documentar tiene que ver con reacciones en situaciones de tensión, o de mayor exposición, o de participación social, los debates, discusiones o exposiciones orales en clase, presentan un mejor marco para su observación.
No podemos dejar de tener en cuenta que no es conveniente realizar ningún tipo de interpretación general y recomendaciones relativas a intervenciones docentes, hasta tanto se haya obtenido una muestra razonablemente adecuada (en cantidad y calidad) de comportamientos.
¿Cómo mejorar la eficacia de los registros anecdóticos?
1. Determine por adelantado qué es lo que hay que observar, pero permanezca en estado de alerta para descubrir cualquier comportamiento inesperado.2. Observe y registre suficientemente la situación como para hacer que el comportamiento tenga significado.3. Registre el incidente después de la observación tan pronto como sea posible4. Limite cada anécdota a una breve descripción de un solo incidente concreto.5. Mantenga separadas las descripciones de los hechos y la propia interpretación de ellos.6. Registre incidentes de comportamiento tanto positivos como negativos.7. Reúna varias anécdotas de un alumno antes de realizar inferencias relativas al comportamiento típico.8. Adquiera práctica en la escritura de registros anecdóticos
Escala de calificaciones
Este tipo de instrumento de recolección de información por medio de observaciones contrasta con las descripciones no estructuradas que se obtienen en los registros anecdóticos, ya que las escalas de calificación suministran un procedimiento sistemático para obtener e informar sobre las observaciones docentes.
Consiste en un conjunto de características o de cualidades , y algún tipo de escala para indicar el grado hasta el cual se ha logrado cada atributo. Este cuadro de doble entrada ya es de por sí portador de información significativa. Al igual que cualquier otro instrumento de evaluación debe ser construido teniendo como base el plan curricular, sus objetivos de enseñanza y el tipo de estrategias de aprendizaje que hemos de implementar.
Podemos puntualizar que una escala de calificación sirve para tres motivos específicos:
1- Dirige la observación hacia aspectos específicos y claramente definidos del comportamiento2- Suministra un cuadro común de referencia para comparar a todos los alumnos de acuerdo a las características consignadas3- Nos proporciona un método conveniente para registrar juicios de observadores.
Tipos y usos de las escalas de calificación
A continuación presentaremos los siguientes tipos de escalas de calificación por ser las de más sencilla aplicación en los procesos de enseñanza. Ellas son:
a)escala numérica de calificacionesb) escala gráfica de calificacionesc) escala gráfica descriptiva de calificacionesd) métodos de rango
Escala numérica de calificaciones
Para realizar el registro se marca con una cruz o encierra en un círculo el numero que indica, a juicio del observador, el grado en que la característica se halla presente. Puede acompañarse la ponderación de cada numero con una descripción verbal o escrita. Por ejemplo:
Escala gráfica de calificaciones:
La diferencia consiste en que se establece (generalmente con una línea ) un continuo entre todas las características, de modo que el observador puede indicar puntos intermedios con su registro.
Cuando se utiliza el mismo conjunto de categorías para cada una de las características, se denomina escala de alternativas constantes. Lógicamente, la escala de alternativas cambiantes resulta de establecer diferentes categorías para cada una de las características o grupo de las mismas.
Comparte con el tipo anterior de escala la dificultad de establecer claramente el significado de una o dos palabras para cada una de las categorías. La operacionalización de un "rara vez" o un "ocasionalmente", puede tener muchas variaciones según sea la actividad observada y las expectativas (no explícitas) del observador.
Escala gráfica descriptiva de calificaciones:
En este tipo de instrumento se recurre a frases descriptivas para identificar cada uno de los puntos o categorías de la escala. Puede incorporarse la descripción de los extremos y el punto medio, o todas las categorías, si así se considerara necesario. Es el tipo mas recomendable para usos educativos ya que es lo suficientemente maleable en su construcción para responder al plan de enseñanza de cada docente. Las descripciones de comportamientos más específicos contribuye a una mayor objetividad y a una mayor precisión.
Métodos de rango:
Este procedimiento no requiere una escala impresa. Se otorga un rango de orden a cada alumno, según estime quien esta calificando el grado en que posee las características o condiciones que se están juzgando. La tarea se simplifica si se comienza a asignar rangos desde los extremos hacia el punto medio, e incluso incrementa las posibilidades de mayor exactitud. Es recomendable con grupos poco numerosos, donde puede observarse con más detalle a cada uno de los sujetos.
Tienen una ventaja por sobre las escalas de calificación: obliga a quien califica a diferenciar entre los alumnos del grupo, a colocarlos en un orden relativo. Las limitaciones están referidas a que no proporciona descripciones de comportamiento de los alumnos y que el significado de cada rango depende del tamaño del grupo y del nivel medio de rendimiento del mismo.
En resumen...
Pueden utilizarse tanto para la evaluación de contenidos conceptuales, procedimentales o actitudinales, pero es en el campo de los procedimientos, donde es imprescindible observar y calificar estando en presencia de la actuación del sujeto. Las escalas de calificación dirigen nuestra atención a los mismos aspectos de actuación en todos los alumnos y proporcionan una escala común para registro.
También puede ser utilizadas como dispositivo de enseñanza ya que las dimensiones y descripciones de los comportamientos que se usan en la escala, son fácilmente comunicables a los alumnos, y permiten compartir su análisis y, eventualmente, consensuar modificaciones. La condición de comunicabilidad de los modos de evaluación que seleccionemos para nuestra práctica educativa, como así también la construcción de los instrumentos, va a estar directamente relacionada con las características del grupo y las instancias posteriores de toma de decisión.
Principios para una calificación efectiva
1. Las características deben tener importancia educacional2. Las características deben ser directamente observables3. Las características y puntos de la escala deben definirse con claridad4. Pueden suministrarse entre tres y siete posiciones de calificación y permitirse a quienes califiquen que indiquen puntos intermedios.5. Indicar a quienes califican que omitan calificaciones cuando no se consideren aptos para juzgar.6. Siempre que sea posible, mezclar las calificaciones otorgadas por varios observadores
Listas de corroboración o de cotejo
Una lista de corroboración o cotejo es semejante en apariencia y usos a la escala de calificaciones. La diferencia radica en el tipo de juicio que se solicita. Una escala de calificación proporciona la oportunidad de indicar el grado en el cual se ha logrado cada una de las características o su frecuencia de aparición; la lista de cotejo, en cambio, exige un simple juicio de "si" o "no". Es un método que registra la presencia o ausencia de una característica, o de una acción.
Son especialmente útiles para evaluar aquellas destrezas o modos procedimentales que puede ser divididos claramente en una serie de actuaciones parciales, o pasos en su realización.
Modo de construcción
1. Identificar y describir claramente cada uno de los actos específicos que se desean en la actuación.2. Añadir a la lista aquellos actos que representan errores comunes, siempre que estén limitados en número y puedan identificarse claramente.3. Ordenar los actos que se desean y los errores probables en el orden aproximado en que se espera que ocurran.4. Proporcionar un procedimiento sencillo de registro ya sea para numerar los actos en secuencia o para tachar cada acto según va ocurriendo.
Puede también utilizarse para evaluar productos terminados. Antes de decidir su uso hay que determinar si realmente puede evaluarse el producto en cuestión por la sola presencia o ausencia de elementos. El instrumento en este caso consiste en una lista de características que debe poseer el producto terminado; para su administración el docente sólo tiene que verificar si cada una de las características está presente o no.
En cuanto a la evaluación de contenidos actitudinales, también puede ser de utilidad este tipo de lista. En el cuadro de doble entrada se consigna a la izquierda y encolumnado, un listado de comportamientos significativos, y en el eje superior horizontal el nombre de los alumnos. La misma lista puede ser utilizada periódicamente para poder comparar los niveles de adquisición de determinados hábitos o comportamientos. Podemos agregarle la fecha en que fueron realizadas cada una de las observaciones, si consideramos que este dato puede ser de alguna utilidad al momento de evaluar los registros.
Otro aspecto interesante a tener en cuenta es la posibilidad de participación de los alumnos en su construcción y uso. Esta tarea puede formar parte de una estrategia de enseñanza, como uno de los pasos previos a implementar procesos de evaluación entre pares y/o de autoevaluación. La identificación, formulación y negociación de cada uno de las características a ser observadas, o de los aspectos que deben estar presentes en un trabajo, es de por si una tarea formativa en cuanto a procedimientos para exponer las propias ideas, elaborar consensos y desarrollo de actitudes de respeto para con los otros.
Esta mirada sobre la observación que es una mirada evaluativa nos impone analizar la práctica no sólo desde la experiencia como docentes sino desde referentes teóricos que apuntalen nuestra actuación. Precisamente el aporte teórico profundizará la reflexión sobre la práctica para tomar decisiones sobre enfoques y procedimientos y sobre el lugar de la observación en este recorrido.
Registro Anecdótico.

Son informes escritos que contienen breves descripciones de los comportamientos observados
en un estudiante en situaciones variadas. Estas descripciones deben referirse a hechos significativos, ya sea porque ellos son característicos en el individuo o porque se estima que son excepcionales y sorprendentes en él. Deben eludir la evaluación, interpretación y generalidades vagas.

¿Por qué llevar un registro?
Es cierto que los maestros al observar a los alumnos aprenden; pero, ¿por qué llevar un registro de las observaciones? ¿Por qué no confiar en la memoria del maestro para que resuma en su mente las observaciones que hace día tras día, y por qué no permitirle que comunique su evaluación de un alumno en un relato descriptivo, o conjunto de calificaciones al final del año escolar?. La respuesta, en parte, es que la memoria humana es falible y los seres humanos no son muy hábiles al reunir y combinar datos acerca de otra persona.

En los registros anecdóticos es importante que la observación y el recuerdo que de ella se hace se aproxime lo más posible a la realidad. Esto se puede conseguir, en parte, si las observaciones se hacen sobre la conducta exterior de los alumno-hecho específicos relativos a lo que hacen o dicen- y no de las impresiones o interpretaciones, siempre subjetivas, del observador en el momento que realiza la observación. Cada incidente debe describirse en el registro anecdótico con precisión, pero brevemente, según lo que realmente ha sucedido.
Por ejemplo, las siguientes observaciones:

-.Juan actúa irresponsablemente., o bien .Eduardo tiene mala conducta., no son los suficientemente explícitas y sería más útil una descripción del siguiente tipo:

.Le pregunté a Juan por qué no había traído los ejercicios y él me respondió: olvidé traer el cuaderno; pero hice casi todos los ejercicios., o .Eduardo insultó a su compañero después de que éste le botó el cuaderno..

También resulta importante recordar, las condiciones reales en que se dieron las conductas, puesto que algunos actos concretos adquieren diferentes significados según las condiciones en que ocurren. Una vez más vemos que es necesario utilizar el máximo de información disponible y relevante.

Elaboración y uso de los registros anecdóticos.

Las sugerencias más comúnmente aceptadas para la realización de los registros anecdóticos, son las siguientes:

- Dirigir la atención a la conducta y a la situación en que se encuentra el sujeto.
- No hacer descripciones que estén influidas por interpretaciones.
- Señalar cómo el sujeto realiza las acciones o el hecho.
- Dar el .cómo. hace cualquier cosa toda persona que se relacione con el sujeto observado.
- Registrar en el orden que aparecen todas las fases principales de cada acción del sujeto.
- Siempre que sea posible, formular descripciones de la conducta en forma positiva.
- Describir con algún detalle la escena tal cual es al comienzo de cada periodo de observación.
- Si se estima necesario, indicar en forma separada la interpretación que el observador le da al comportamiento registrado.

Al seguir las normas indicadas el profesor se dará cuenta que no es muy fácil hacer buenos registros, pero la práctica facilitará el desarrollo de los mismos. Por el tiempo que toma el desarrollo de los registros anecdóticos, es evidente que el profesor podrá de referencia usar este procedimiento en aquellos casos especiales en que sea necesario un estudio sistemático de un
Alumno.

Sugerencias para utilizar adecuadamente los registros anecdóticos

Además de los pasos señalados para el desarrollo de cualquier tipo de procedimiento evaluativo, es conveniente seguir las siguientes instrucciones en el desarrollo y uso de los registros anecdóticos.

A) Defina con anterioridad qué es lo que debe observar, pero esté atento a observar cualquier
comportamiento poco frecuente o excepcional.

B) Observe y registre la situación de manera tal, que haga significativo el comportamiento.
C) Registre situaciones de comportamiento tanto positivas como negativas.

D) Registre el incidente tan pronto sea posible, después de la observación.

E) Limite cada anécdota a una breve descripción refiriéndose a un solo incidente en cada descripción.
F) Separe la descripción de los hechos de la interpretación que les dé ellos.
G) Reúna varias anécdotas de un alumno antes de extraer conclusiones.
H) Ejercítese tanto en la observación como en la escritura de los registros anecdóticos.
I) Disponga de una o más hojas para cada sujeto.
J) Registre los comportamientos, según el orden o secuencia en que se van dando las acciones estudiantiles.
K) Un registro anecdótico aportará una más valiosa información si contiene anotaciones de observaciones frecuentes del comportamiento del sujeto.



REGISTROS ANECDÓTICOS:
Es uno de los instrumentos básicos de registros de las observaciones no sistematizadas realizadas por el docente. Consiste en la descripción en forma de anécdota de un hecho ocurrido protagonizado por el niño, que llama la atención ya que no es una conducta característica del mismo.
Cuando un docente cuenta con una serie de anécdotas, por lo general puede llagar a valiosas conclusiones acerca de la conducta y personalidad del niño. Muchas veces puede detectarse cuál es el foco de una problemática existente ya que es factible determinar mejor cuáles son los reforzadores que están manteniendo una conducta.
El registro anecdótico se caracteriza por:
· Se basa en una observación no sistematizada: El docente no planifica ni el momento en el cual va a realizar la observación ni qué es lo que va a observar. El hecho registrado ocurre en una forma imprevista y amerita que sea tomado en consideración ya que no forma parte del patrón de conducta habitual del niño.
· Se realiza en cualquier momento de la rutina diaria: A diferencia de otros registros que requieren sean utilizados durante el desarrollo de actividades específicas, los registros anecdóticos pueden utilizarse en cualquier momento durante la permanencia del niño en el preescolar, cuando se produzca la conducta a registrar.
· Se basa en la descripción del hecho ocurrido y la circunstancia en la cual se desarrolla: El observador narra en la forma más objetiva posible el hecho relevante y además debe señalar el lugar y momento en el cual ocurre, aspectos de suma importancia para que la información contenida en el registro pueda ser utilizada en forma óptima.
· El registro anecdótico puede incluir comentarios del docente: Cuando un docente registra la conducta del un niño, frecuentemente trata de dar explicaciones acerca de las causas que la originaron y relacionar dicha conducta con otros hechos ocurridos anteriormente. Estos comentarios son de gran importancia para la evaluación del niño, pero deben anotarse en forma separada al hecho en sí, con el fin de evitar distorsionar la realidad.
· El registro anecdótico no guarda relación con la planificación de actividades: en él se registran observaciones no estructuradas, por lo cual se transforma en un valioso instrumento cuando trabajamos con un currículo centrado en el niño.
· El registro anecdótico se utiliza básicamente (aunque no en forma exclusiva), para registrar conductas del área de desarrollo socioemocional.
Existen una serie de pautas que todo docente debe tomar en consideración cada vez que vaya a realizar un registro anecdótico. Dichas pautas son las siguientes:
El hecho descrito debe ser significativo, es decir, que brinde datos importantes para la posterior evaluación global del niño.
Se debe utilizar un lenguaje claro, nítido, que describa concretamente el hecho ocurrido, Con frecuencia en necesario mostrar los padres estos registros para que ellos puedan comprender mejor algunas conductas de su hijo manifestadas ene le preescolar. Por lo tanto, es indispensable que el registro esté redactado en una forma comprensible para cualquier persona que lo lea.
El hecho debe registrarse tan pronto como sea posible. No es aconsejable hacerlo en el mismo momento, ya que el niño puede darse cuenta de que está siendo observado y modificar su conducta. Pero tampoco debe dejarse pasar un largo período de tiempo ya que lógicamente se olvidarán detalles que podrían restarle importancia al hecho.
El docente debe evitar en todo momento escribir comentarios conjuntamente con la descripción del hecho. Dichos comentarios deben hacerse, pero siempre al margen del registro en sí. El comentario debe servir para aclarar el hecho observado, no debe ser nunca un juicio acerca de él.
El registro anecdótico puede elaborarse en forma de ficha o simplemente utilizar un cuaderno, asignando dos o tras hojas para cada niño.
Un solo registro anecdótico no puede servir de base para evaluar un niño o tratar de dar explicaciones a ciertas conductas observadas en él. Debe contarse por lo menos con cuatro o cinco de ellos y relacionarlos con otras observaciones realizadas antes de llegar a un juicio evaluativo acerca del niño.
Los registros anecdóticos nos permiten analizar conductas del niño que no pueden ser registradas a través de otros instrumentos de evaluación que sí necesitan de estructuración previa para su utilización, y por lo tanto quedan fuera de su alcance aquellas conductas que se presentan en forma imprevista. Los registros anecdóticos por no necesitar de planificación previa ni gran elaboración de material, son de fácil utilización por parte del docente. El único registro indispensable para utilizar en forma efectiva un registro anecdótico es saber seleccionar los hechos significativos que ameriten ser tomados en consideración para una evaluación del niño. Frecuentemente se registran conductas que en última instancia no son utilizadas en el momento de hacer juicios evaluativos. El saber seleccionar los hechos significativos que debe contener el registro no es una tarea fácil; requiere entrenamiento y esfuerzo por parte del observador.












El registro anecdótico:

El registro anecdótico proporciona una descripción del comportamiento del estudiante en situaciones naturales. Consiste en una ficha personal del estudiante en la cual se realizan anotaciones de cualquier situación que se presenta. Cada incidente se describe brevemente como sucede sin dar ninguna interpretación objetiva, sin embargo en algunos casos especiales a juicio del docente es conveniente proporcionar espacio adicional para recomendaciones relativas a las maneras de mejorar el aprendizaje o desarrollar conductas; esto cuando se requiere de algunas interpretaciones.

Los objetivos propuestos y los productos guiarán al docente en la determinación de las conductas que va a tomar en cuenta. Además, estar alertas ante los incidentes excepcionales que contribuyen a una mejor comprensión del patrón único de comportamiento de cada alumno.

Para limitar y controlar las observaciones de un sistema realista de registros, se pueden tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

1.- Centrar las observaciones a aquellas áreas de comportamiento que no pueden valorarse por otros medios.

2.- Limitar las observaciones de todos los alumnos de un momento dado cualquiera, apenas a unos cuantos tipos de comportamiento.

3.- Restringir el uso de observaciones extensivas de comportamiento a los alumnos que más necesiten de una ayuda especial.

4.- Anotar los comentarios y actos del alumno en varias situaciones naturales proporciona ciertos indicios de cuáles son sus actitudes, intereses, susceptibilidad para aprender las cosas, hábito y pautas de ajuste, elementos todos que no pueden obtenerse por otros métodos cualquiera.

5.- Limitar las observaciones y los informes a tipos específicos de comportamiento, es frecuentemente necesario para hacer que el procedimiento sea factible. Es mucho mejor tener un plan de observaciones claramente delimitado y que se pueda llevar a cabo que terminar con una colección incompleta y no tópica de incidentes que no tienen relación entre sí.

Ventajas y limitaciones de los registros anecdóticos:

Ventajas:

- Proporciona una descripción del comportamiento real en situaciones naturales.
- Su empleo es más recomendable en alumnos de los primeros años de la Educación General Básica. Tienen un valor especial porque los niños a corta edad tienden a ser espontáneos y menos inhibidos en sus actos, su comportamiento es más fácil de observar y de interpretar.

Limitaciones:

- El tiempo es un factor principal para mantener un sistema adecuado de registros. Por lo tanto, para obtener un cuadro digno de confianza de la pauta típica de comportamiento de un alumno, se necesita observar durante un cierto período y dentro de varias situaciones.

- Dificultad de ser objetivo, cuando se observa el comportamiento del alumno. Lo ideal es lograr una serie de “instantáneas” verbales que con precisión representen el comportamiento real del alumno.

- Cuando son varios los docentes que llevan registros anecdóticos de un mismo alumno, sucede que los prejuicios de uno cualquiera en particular, se tornan menos capaces de influir en el cuadro total.

Recomendaciones:

1.- Determinar por adelantado lo que se va observar, pero se debe permanecer en estado de alerta para descubrir cualquier comportamiento poco frecuente o particular.

2.- Observar y registrar la situación con frecuencia para que el comportamiento tenga significado.

3.- Registrar el incidente tan pronto como se da la observación.

4.- Limite cada anécdota a una breve descripción de un solo incidente concreto.

5.- Mantenga separadas las descripciones de los hechos de la interpretación de los mismos.

6.- Registre incidentes de comportamiento tanto positivos como negativos.

7.- Reúna varias anécdotas de un alumno antes de derivar influencias relativas al comportamiento típico.

8.- Practique la escritura de registros anecdóticos.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home